Cómo trabajar en la nube y aprovechar Internet

Trabajar en la nube es una expresión cada vez más común y más aprovechada. Muchos utilizan Dropbox, Google Drive o Prezi y se va contagiando esta modalidad de trabajo. Pero es verdad que muchos no han descubierto de qué se trata y cuál sería la utilidad, en especial en el espacio educativo.

¿Qué es el trabajo en la nube?

La computación en la nube, concepto conocido también bajo los términos servicios en la nube, informática en la nube, nube de cómputo o nube de conceptos, del inglés cloud computing, es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet.
En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles "en la nube de Internet" sin conocimiento
s (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los recursos que usan. 
Más allá de cómo funciona, es importante saber que los servicios que ofrece Internet nos hace libre de tener que comprar programas para trabajar o de cuidar en dónde guardamos nuestros archivos porque estos servicios se encargan de todo. Incluso podemos trabajar desde varias computadoras y smartphones o tablets a la vez sin tener que llevar los archivos en un CD, Pendrive o cualquier dispositivo con nosotros.

Básicamente, trabajar en la nube implica que podemos trabajar en forma sincronizada desde nuestras computadoras/ordenadores con sitios de Internet que alojan nuestros productos, sean textos, audios, videos, etc.
Lo importante es que por más que hayamos trabajado desde un lugar específico tenemos a disposición los archivos desde cualquier dispositivo conectado a Internet.
En este artículo solo hablaremos de servicios de almacenamiento. Ya hemos visto cómo hacerlo por medio de presentaciones Prezi y de videos, pero luego ampliaremos con más recursos

Máquinas sincronizadas

Muchos de los servicios de la nube permiten que tengamos a mano nuestros archivos, pero que al trabajar con ellos y transformarlos, tengamos las última versión del mismo en todos los dispositivos, por lo que las actualizaciones son automáticas.
Por último, tenemos la posibilidad de compartir los archivos, es decir que se pueden hacer carpetas públicas de acceso restringido a quienes tengan la contraseña o sino, mediante enlaces podamos enviar archivos que se descargarán sin necesidad de enviarlos por e-mail. 

Usos en el trabajo del docente

Algunas sugerencias prácticas:

Los alumnos de un grupo o clase pueden tener un espacio propio para alojar trabajos y acceder a material previamente seleccionado y subido por el docente.
Si tenemos algún blog de clase, por ejemplo, se pueden dejar los enlaces de descarga para que todos los alumnos accedan a los materiales en cualquier formato que fuere.
El aprendizaje colaborativo encuentra un habitat favorable ante la necesidad de interactuar para construir entre muchos un saber. 
Los dispositivos que pueden integrarse son variados. Los servicios ofrecen versiones para ordenadores, tablets o smartphones lo que amplía el espectro de acceso a la información

Aquí una lista de sevicios de almacenamiento en la nube

Quizás también te interese:

3 comentarios:

Sara Bruni dijo...

trabajar en la nube significa tambien utilizar portales por la educaion, que permiten a los profesores y alumnos de hacer clase en internet y aprender compartendo conocimientos. Aquì un herramienta muy interesante dedicada a todos los profesores y alumnos de la UE http://www.consumerclassroom.eu/es
Consumer Classroom es una comunidad digital diseñada para que los profesores de toda la UE recopilen una amplia biblioteca de recursos sobre la educación del consumidor.

Carlos Alberto dijo...

Buen artículo. Utilizo Dropbox un par de años y me ha servido bastante en mi trabajo con mis alumnos, permite almacenar cualquier tipo de archivo. Drive también es muy buena.
Buen trabajo.
Prof. Carlos Espinoza
Guayaquil, Ecuador

Hugo A Chanampe dijo...

google drive es muy bueno como almacenamiento

Publicar un comentario en la entrada